lunes, 6 de diciembre de 2010

Casa Canals en Tarragona

Como dijo Adriano, Tárraco es una ciudad donde la primavera es eterna, sin embargo, solo llegar nos sorprendió un frío intenso y húmedo. El año pasado ya estuvimos en Tarragona para el puente y dejamos por visitar un par o tres de sitios que reservamos para la siguiente ocasión.
Esta ciudad nos gusta mucho pues es pequeña: vas andando a todas partes, se pueden ver lugares interesantes y cargados de historia, es tranquila y se come bien ¿Que más se puede pedir?
Nos alojamos en el Hotel Plaça de la Font. Un pequeño hotel muy acogedor, nuevo y céntrico. Además, fueron muy amables con nosotros en todo momento. Las dos veces que hemos estado en Tarragona hemos elegido este hotel y en ambas ocasiones hemos pedido una habitación con vistas a la plaza, pues es más agradable, sobre todo a la salida y puesta de sol.



El primer día fuimos de compras por la mañana y para comer escogimos uno de los pocos restaurantes vegetarianos que encontramos: Al Natural. Comimos bastante bien, los platos eran sabrosos y elaborados. El ambiente era tranquilo y agradable. No todos los platos del menú son vegetarianos.







La tarde la reservamos para visitar la Casa Canals. Es un edificio reconstruido a finales del siglo XVIII que presenta la estructura propia de las casas señoriales. A mediados del XIX el edificio disfruta de su máximo esplendor, siendo de esta época la mayor parte del mobiliario.






El chaise-longue me recordó en cuanto lo vi al que salía en el libro que nos comentó Cristina y que servía como máquina del tiempo. 
Además de la planta noble pudimos ver en la planta superior una exposición de fotografía de Rafael Sanz Lobato, pionero en nuestro país del reportaje humanista de raíz antropológica.


También se podía visitar un jardín romántico con fuente de rocalla situado al nivel de la planta noble.




La casa estuvo habitada por la familia Canals hasta el último tercio del siglo XX. En 1992 fue adquirida por la Generalitat de Catalunya y se abrió al público como museo en el 2006.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada