domingo, 23 de octubre de 2011

48 H Open House BCN: Palau Moja

Tras la visita al Banco Atlántico nos dirigimos hacia "Ciutat Vella" donde decidimos visitar el "Palau Moja". Aquí tuvimos que esperar un rato más para entrar, pues en cada edificio el control para acceder es diferente. Aquí no te anotaban en ninguna lista, si no que debías esperar pacientemente en la cola, lo que nos dio la posibilidad de charlar un rato con una anciana de 90 años que esperaba su turno para visitar el Palacio. Aunque le dijimos que se fuera a sentar pues nosotros le reservábamos el sitio, ya que recientemente había sufrido una caída e iba con bastón, no quiso moverse de allí, respetando la cola hasta el final.
El Palau Moja de Josep Mas se sitúa en C/Portaferrisa nº 1, esquina con Ramblas:


Vistas de Portaferrisa desde una de las estancias del Palau Moja
Lo hizo edificar el Marqués de Moja en 1774 y ocupa una de las torres de la Porta Ferrisa de las murallas medievales. Su estilo muestra influencias del barroco tardío y del neoclasicismo francés. El palacio fue adquirido a finales del s. XIX por el Marqués de Comillas y, posteriormente, tras un largo periodo de abandono, en el cual sufrió un par de incendios, fue rehabilitado en 1984 y adaptado como sede de la "Direcció General del Patrimoni Cultural de la Generalitat de Catalunya".
La primera explicación de la visita tuvo lugar en el patio interior donde la escasa ornamentación de las paredes nos mostraba la influencia del neoclasicismo.







Tras subir la escalera señorial, nos encontramos la recepción de la sede. Luego pasamos a la sala principal, que fue emplazada cerca de las Ramblas para que la luz pudiera entrar por sus grandes ventanales y así fuera una estancia mucho más luminosa. En ella podemos observar diversos frescos en las paredes y techos. Una gran lámpara de araña preside la sala cuyo único mobiliario son algunos bancos y un piano moderno.







Desde esta sala se distribuyen algunas habitaciones y una capilla en la que una placa explica que Mossen Jacint Verdaguer vivió en este palacio durante 15 años y celebró misa en esta capilla, también Sant Joan Bosco visitó la capilla y fue huésped de los marqueses de Comillas.


Capilla


Dormitorios
En otras estancias pudimos ver algunos muebles, chimeneas e incluso una colección de maquetas de barcos.





El Palau Moja no nos impresionó especialmente. No sé si fue por la falta de muebles, por los andamios en algunas estancias o por algunos objetos anacrónicos acumulados en las esquinas. El caso es que lo que dijimos al salir fue: "bueno, después de haber pasado tantas veces por aquí, al menos lo hemos visto por dentro".
Como ya eran las dos de la tarde, nos dirigimos al restaurante Govinda, un indio vegetariano de la Plaza Vila de Madrid que ya hemos mencionado en alguna otra ocasión. Pero, esta vez, no pedimos el menú (aunque también hay uno de fin de semana) sino que nos repartimos el Dhal Govinda y un plato de arroz con frutos secos que incluía una hoja de papel plateado comestible. Un excelente colofón a una jornada muy agradable.





Este año decidimos dar por finalizado el primer día del Open House sin realizar ninguna visita más por la tarde, aunque todavía nos quedaba el domingo!!!

Ver también: Milerenda: Por laberintos

4 comentarios:

  1. Wow! Vaya preciosidad de palacio! Lo recuerdo por la decoración granate de la fachada.
    No conocía este festival de arquitectura del que hablas pero me parece genial. Hace unos años tuvimos la posibilidad con mi hermana de hacer unas visitas organizadas por el Colegio de arquitectos en mi ciudad, y nos encantó poder visitar edificios y construcciones normalmente cerrados al público. Me encantan estas iniciativas como por la expoisició de flores, que puedes acceder libremente a los patios interiores de los palacetes y casas señoriales que estan adornadas con motivos florales.

    Echaba de menos pasar por aquí, hace días que no lo hacía como me gusta y he encontrado muchísimas cosas... es que he reducido un poquito mis paseos bloggeros una temporada hasta que disponga de más tiempo....

    Besos y hasta pronto!

    ResponderEliminar
  2. Hola Guacimara. No te preocupes, aunque no lo parezca nosotros también vamos apurados con el tiempo y creo que no está siendo como el año pasado (al menos por estas fechas) que dedicábamos mucho más tiempo a los blogs.
    Curiosamente en las noticias han escogido el Palau Moja como ejemplo y, al igual que en las fotos, lo hemos visto más bonito que en directo, pero aún y así ha valido la pena, como todo lo demás que hemos podido visitar.
    También estuvimos un año en la exposición de flores en Girona y nos encantó. Nos gustaría volver a verlo en alguna otra ocasión.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Qué lástima que no os causara muy buena impresión. Aunque seguro que la visita ha merecido la pena!

    ResponderEliminar
  4. Sí, quizás es que teníamos unas expectativas que no se vieron cumplidas. Pero está claro que en conjunto fue un día muy bueno.
    Besos

    ResponderEliminar